viernes, 26 de julio de 2013

SHIMON PERES - UN SABIO como pocos - Ejemplo para el mundo

SHIMON  PERES, hoy el ultimo de aquellos “jalutzim”...inmigrantes que fueron
                a  trabajar la tierra (ERETZ)creando los kibutzim (granjas
                colectivas), pioneros de la  creacion del Estado Judio de
                Israel

Disfrutá  la lectura de estas palabras pronunciadas hace unos días por
este gran  estadista, de nada menos de  90 años.!
PRESIDENTE  DEL ESTADO DE ISRAEL............................SHABAT
SHALOM,

UN  SABIO como pocos

- A continuación, les brindamos para vuestra  lectura y deleite, el
discurso del Presidente de Israel en la  apertura de la “Conferencia del
Presidente” que se realiza ya hace  varios años en Jerusalem, que este año
coincidió con los festejos de  sus 90 años. Traducción: Rodrigo  Weiner

>>>Estoy realmente  emocionado, ver esta noche tantos amigos, muchos de
ellos han estado  a mi lado, y yo estuve junto a ellos. Juntos hicimos un
largo camino  y emocionante.
>>>Yo sé que han venido  aquí a Jerusalén, de todas partes del mundo, y
desde diferentes  puntos del país, para hacer tributo a mí, a nuestro pueblo
al Estado  de Israel y para el “tikun olam”, para tener un mundo mejor.
Muchas  Gracias.
>>>(…) los capítulos de  mi vida acompañan la historia de la creación y la
construcción del  Estado de Israel, se me dio el gran honor de servir para
este  Estado, de participar en la construcción de su fuerza, de perseguir
la paz, que es el pilar de nuestras almas.
>>>Las décadas en la  que soy un hombre público, me enseñaron una moraleja
central: para  servir fielmente a tu pueblo, tienes que adherirte a ti una
brújula  ética, cuyos principios sean claros y precisos. Cuando llega la
noche, hay que resumir los errores del día; cuando nace el sol, no  hay que
olvidar lo que soñamos durante la noche.
>>>Aprendí que el  sueño, es el principio de un mañana mejor. Esta es
también la  esencia del congreso que abrimos esta noche: convertir el sueño
sobre el mañana en un programa para hoy.
>>>De mi mamá Sara  aprendí a amar a los libros, de mi padre Itzjak, aprendí
a honrar el  trabajo duro.
>>>Mis padres creían  que tanto la ignorancia como la vagancia, son
pecados.
>>>De Sonia, el amor de  mi vida, aprendí el significado del amor. En sus
ojos, un profundo  amor, carente de amor propio, ella era toda amor al
prójimo.  (…)
>>>Envidiaba de Sonia  su fuerza e inmunidad, su modestia. Juntos, con mucho
amor,  construimos nuestro tesoro compartido, tres hijos, ocho nietos y
tres bisnietos. (Para suerte de ellos, heredaron los genes de ella,  no los
míos).
>>>Amigos, el camino de  mi vida es el largo camino que va desde Vishneva,
lugar donde nací,  a Israel, lugar en el que viví como una persona joven y
llena de  sueños. Es el camino que se encuentra entre mi abuelo y David Ben
Gurión, dos personalidades que me impregnaron el sello más profundo  hasta
hoy día.
>>>Mi abuelo tan  querido, el Rab. Tzví Meltzer, hombre de la Yeshivá
“Slabodka”, fue  asesinado por los nazis. Él me enseñaba “guemará” durante
el día, y  Tolstoi por las noches. El diseñó mi vida, cuando yo fui  niño.
>>>Por otro lado, David  Ben Gurión, el fundador del Estado de Israel, de
los judíos más  grandes que he conocido. Él me enseñó la centralidad de la
visión en  el diseño de la realidad. Él siempre decía: la consideración
ética  es la consideración más inteligente de las consideraciones humanas.
Él me enseñó que no hay cosa más responsable que tomar riesgos hoy,  para
obtener una oportunidad para el mañana. Su inteligencia  política, firmeza
corajuda, su capacidad para tomar decisiones  difíciles, enfrentarse a ellas
como una piedra, configuraron una  realidad que parecía imposible de lograr,
y que cambiaron las bases  del pueblo judío.
>>>Queridos amigos, en  mi niñez, Israel era más leyenda que realidad. Ella
surgió de un  sueño, nació, y hoy es más grande que el sueño que  fue.
>>>Desde el caos del  Holocausto, nos levantamos hacia las colinas, que
están por encima  de los límites que la historia conoció. No fue de la noche
a la  mañana, fue un largo y pesado camino lleno de sangre. Tuvimos que
pasar siete guerras y nos enfrentamos a todas. Gracias al heroísmo  de
nuestros hijos e hijas, de nuestros soldados de Tzahal, y gracias  a los
padres que los educaron.
>>>Juntamos diásporas  de todos los extremos del mundo, y nos conformamos en
un pueblo.  Construimos una democracia vigorosa y una sociedad de múltiples
matices. Construimos a Israel como centro mundial de alta  tecnología,
ciencia y creatividad. De una poco noble tierra, creamos  oasis
inspiradores. El Estado de Israel demostró siempre que la  abundancia
escondida en el hombre, descubre los tesoros escondidos  en la tierra.
>>>Yo amo este país. El  aroma de los higos maduros en el árbol de mi
jardín, me despierta  cierta magia. Así también lo hacen las aguas de Río
Jordán, y el  silencio de las noches del desierto del Neguev.
>>>En cada encuentro  con ciudadanos a lo largo y a lo ancho del país, yo me
enorgullezco  por su fuerza, su capacidad, su espiritualidad, su fe, y su
voluntad  por dar.
>>>Estoy enamorado de  mi pueblo, que saben ser efervescentes y también
temperamentales. A  veces, sus palabras no son una demostración de
diplomacia, pero a su  vez, su inteligencia y creatividad, su valentía y su
bondad, su  generosidad y calidez, pueden derretir cualquier  glaciar.
>>>El israelí que  insulta porque lo pasaste en la ruta no como se debe, es
el mismo  israelí que en el campo de batalla, estará listo a dar su alma
para  defender a su país, salvar su vida y la de los  demás.
>>>El trabajo, aún no  ha terminado. Llegamos a la tierra prometida, ahora
la tenemos que  convertir en una tierra que prometa. En un estado  ejemplar.
>>>Israel es pequeña en  territorio, pero puede ser grande en justicia e
integridad, un país  en el que ninguna persona este hambrienta de pan, un
país en el que  todos sus niños y niñas reciban una educación de calidad,
desde la  temprana infancia y durante toda su vida. Un país en el que
gobierne  la mayoría elegida, y sus minorías gocen de plenos derechos. Un
país  en el que haya lugar para diferentes ideas y no haya, y está
prohibido que haya, lugar para cualquier tipo de discriminación:  religiosa,
nacional, étnica, o de género. Una sociedad que respete a  sus más débiles,
y que se preocupe por los extranjeros, por el  huérfano y la viuda, por el
anciano y por el enfermo. Un país de  responsabilidad del uno por el otro, y
tolerancia por el otro. Un  país que no perdone la violencia, la corrupción,
el  vandalismo.
>>>Estimado público,  somos los hijos de un antiguo pueblo. Un pueblo que
supo del  sufrimiento y soportó el castigo, más que cualquier otro pueblo.
Nos  rebelamos ante la idolatría. Preferimos rezar a un solo Dios
invisible, que clama por la justicia y la verdad, igualdad social y
libertad.
>>>Soy feliz de ser  parte de un pueblo que no se conforma. La
disconformidad es  compromiso para reparar.
>>>Yo miro desde el  punto en donde empezamos, al alto lugar donde llegamos.
Y pienso en  mi corazón: ser optimista, es tan lógico, tan  factible.
>>>Yo creo que Israel  puede seguir subiendo y creciendo, si toma las
decisiones que se  deben tomar.
>>>Si nosotros  aspiramos cierta e ingenuamente ser el pueblo elegido, un
pueblo que  da de sí, nosotros queremos paz con nuestros  vecinos.
>>>El ayer entre  nosotros y los palestinos está lleno de tristeza. Yo creo
que Israel  del mañana y Palestina del mañana, pueden dar a nuestros hijos
luz y  esperanza.
>>>El avance de la paz  completará el camino de Israel hacia su visión
básica, que es un  estado ejemplar, ético y fructífero. Un país que vive en
paz y  seguridad dentro de su casa y con sus vecinos.
>>>Estimados amigos, a  veces en tu niñez escuchas una frase que queda en tu
corazón, y que  te acompaña todos los días de tu vida. Así, durante mi
niñez, le  preguntaba a mi querido abuelo Rab Tzvi Meltzer, ¿cuál es la
frase  correcta para que el hombre lleve consigo en su corazón? Y él cito
en mi oído del libro de Salmos (Tehilim), Capítulo 34: “¿Quién es el hombre
que ama la vida,  deseoso de días para gozar de bienes?. Guarda tu lengua
del mal, tus  labios de decir mentira; apártate del mal y obra el bien,
busca y  persigue la paz”.
>>>Recemos  juntos para un mañana de paz para todos los pueblos, para todos
los  jóvenes, para el futuro de nuestros hijos.
>>>Les agradezco a  todos con amor y optimismo.

Sergio, qué bueno que estás acá! ¿Te colaste?», titula el diario argentino "La Nación


Son las palabras del Papa Francisco al rabino de Buenos Aires, Sergio Bergman, según cuenta el dirigente judío en el diario argentino:

»Fue en la primera audiencia del papa Francisco con los líderes de las diferentes Religiones. Allí me reencontré con el querido Bergoglio. En el marco imponente de la Sala Clementina, el abrazo trascendió la formalidad del protocolar saludo para ver en su sonrisa y gesto cercano a quien, investido como papa, era nuestro Bergoglio de siempre.

»Así, con los gestos que son tan suyos, es cálido, directo, íntimo. Con el humor de quien no pierde la sonrisa ni la frescura aun desde esas alturas, recuperando en cada uno la misma apertura, para finalizar pidiendo que sigamos rezando por él.

»Me presenté tan solo para bendecir y agradecer este momento. El gesto del abrazo corona un camino de quien es mi referencia, pero también el compromiso renovado por el desafío que nos convoca.

"Ahora que estoy ante Francisco, vuelvo a abrazar a mi rabino Bergoglio", le dije. Me regaló una sonrisa y, con su humor tan particular, me recibió con un afectuoso: "¡Sergio, qué bueno que estás acá! ¿Te colaste?" Y en realidad, una vez más, tenía razón.

»Sin entrar en los detalles, no había sido incluido en la delegación formal de representantes de instituciones judías ante el Vaticano y, frente a la rigurosidad infranqueable del protocolo vaticano, aun con la colaboración de los propios dirigentes de la comunidad judía tanto argentina como internacional que estaban presentes, no fue posible incluirme para la audiencia... hasta que, como era previsible, fueron mis amigos sacerdotes y obispos -como es el que caso de monseñor Sanchez Sorondo- quienes hicieron llegar la voz para que fuera el mismo Papa Francisco quien instruyera a la Secretaría de Estado para que me dieran el acceso, y celebrar en ese mínimo instante que fue eterno para reencontrarnos y poder vernos.

»Luego del abrazo de reencuentro, rezamos.

»Nuestra milenaria tradición judía prescribe recitar una bendición cuando uno está frente a un sabio y gran maestro de la humanidad. Así que con la alegría del corazón y el alma exaltada en gratitud, recité en hebreo la bendición para concluir juntos diciendo los dos como uno: Amén.

»¡Qué emoción! ¡Qué energía! Un momento único que quedará por siempre en el corazón y en el alma, un surco fértil de espacio-tiempo que dará su fruto en la buena cosecha del porvenir.

»El papa Francisco nos dejó un Mensaje pleno de bondad y amor, uniendo las Iglesias Cristianas, aun las Ortodoxas Orientales, que hacía un Milenio no estaban presentes en estas instancias. Dando señales inequívocas de unidad para la tarea ecuménica en el cristianismo refirió a la dimensión interreligiosa dando un especial lugar al vínculo judeocristiano.

»Sigo aún emocionado, mientras escribo estas últimas líneas. El abrazo a Francisco renueva un pacto para esta nueva era, la bendición elevada en oración de un nuevo tiempo donde seguimos guiados por el corazón generoso de nuestro pastor y maestro, Papa Francisco- que no es otro que el mismo Padre Jorge, el tan querido y valorado Bergoglio

Unico Camino ( Fernando Mires )


VENEZUELA: ELECCIONES, EL ÚNICO CAMINO 

FERNANDO MIRES

 

En un reciente artículo intenté expresarme acerca de las dificultades para que en Venezuela ocurran hechos de protesta masiva como los que tienen lugar en Turquía y Brasil. Entre otras razones aduje que en Venezuela bajo el chavismo, la columna vertebral de la sociedad ha sido quebrada por un gobierno que a la vez controla todo el aparato del estado. En virtud de un radical proceso estatizante, las organizaciones sociales existen, pero de un modo extremadamente atomizado. Ninguna —quizás esa es la triste verdad mostrada por el paro universitario— posee la capacidad convocatoria para nuclear, detrás de sí o en su torno, a la creciente disconformidad con el gobierno de Maduro.

En estricto sentido del término, en Venezuela no hay sociedad ni democracia. En lugar de la sociedad (conjunto de asociaciones) el chavismo intentó erigir un corporativismo de tipo “mussoliniano” de acuerdo al cual las asociaciones, en vez de comunicarse entre sí, se convierten en simples dependencias populares del estado. La democracia a su vez, sólo se manifiesta de modo electoral. Pero aún así, el hecho de que los resultados electorales están, si no determinados, por lo menos influidos desde el gobierno-estado, son cada vez más evidentes.

Ahora, precisamente el hecho de que Capriles y la MUD hayan cuestionado los resultados de las elecciones presidenciales, ha dado nueva vida a la peligrosa tendencia abstencionista que siempre se mantiene latente dentro de la oposición. De ahí a pedir el boicot a las elecciones de alcaldes que tendrán lugar el ya muy próximo 8 de Diciembre, hay un solo paso.

Quienes defienden el abstencionismo apelan esta vez a cierta lógica formal. Si hubo un gran fraude en las elecciones presidenciales, arguyen, habrá otro igual en las de alcaldes. De acuerdo a esa lógica, la letra B debe seguir a la letra A. Lo que, sin embargo, no logran entender es que la lógica de la política no es formal y en ella la B no sigue necesariamente a la A. Después de la A puede en política venir la C , la D o la Z. Todo depende de como se van dando las cosas.

Pero antes de argumentar a favor de la participación electoral, vale la pena dejar establecido una premisa ética: Votar es, antes que nada, un deber. No se vota para ganar. Se vota porque es un deber hacia uno y hacia los demás, nos guste o no. Se es ciudadano cuando se vota, aunque no se elija. ¿No ocurre lo mismo acaso con el pago de nuestros impuestos? ¿No voy a pagar impuestos solo porque estoy convencido de que mi dinero va a ser destinado a financiar la dispendiosa vida de algunos políticos? No, la declaración de impuesto es mi deber. Solo después de hacerla puedo reclamar sobre el destino de mi dinero. Antes, nunca.

Sin embargo, “la razón moral no tendría sentido si no estuviera unida a la razón práctica” (Kant). En el caso venezolano las razones prácticas de votar también existen. Entre varias destacaré a tres que por el momento parecen ser muy decisivas.

La primera es que, aún habiendo fraude, cuando la voluntad popular se hace presente con decisión y fuerza, el fraude puede ser disminuido e incluso evitado. De acuerdo a la lógica abstencionista, por ejemplo, nunca Henrique Capriles habría podido ser elegido gobernador de Miranda a pesar de que en Miranda, Capriles no derrotó a cualquiera. Derrotó a un Jaua, delfín de Chávez. En cierto modo, en Miranda, Capriles derrotó a Chávez.

No olvidemos que Mario Silva en sus cruciales revelaciones dejó muy claro que él pertenece a una fracción del chavismo dispuesta a suprimir a las elecciones de acuerdo a recomendaciones directas recibidas de Fidel Castro. Eso quiere decir, evidentemente, que para algunas fracciones del chavismo las elecciones que otrora fueron un medio de legitimación, han llegado a convertirse en un medio que puede llevar a la propia caída del gobierno.

La segunda razón práctica se refiere al hecho de que en las elecciones las victorias no sólo tienen un carácter cuantitativo sino también uno cualitativo. Permítaseme una simple pregunta: ¿Cuándo fue más fuerte la oposición, antes o después de las elecciones del 14-04? La respuesta es obvia. La oposición salió de las elecciones más fortalecida que nunca, con un líder popular reconocido por todos, y con una unidad inter y extrapartidaria superior a la de cualquiera oposición latinoamericana.

Ahora, la misma pregunta al revés ¿Cuándo fue más débil el gobierno post-chavista, antes o después de las elecciones del 14.04? Yo creo que hasta los chavistas más convencidos estarán de acuerdo en aceptar que nunca en toda su historia el chavismo ha sido más débil que después del 14-04. Con un líder que no es líder, con divisiones que afloran por todos lados, y con una legitimación cada día más cuestionada. Si a esa situación agregamos la brutal crisis económica legada por Chávez, opinar que el post-chavismo vive la fase terminal de su vida, ya no es un despropósito. Pues bien, todo eso ha sido evidenciado con una victoria electoral que para el chavismo fue una derrota y con una derrota electoral que para los demócratas fue una victoria.

Las elecciones, eso es lo que no entienden nunca los abstencionistas, no son sólo un medio para alcanzar el poder. Son, además, un fin en sí. Porque solo a través de arduas campañas electorales es posible movilizar a grandes masas, desenmascarar imposturas, decir las verdades que todos quieren escuchar, en fin, formar nuevas conciencias.

Abstenerse de votar, en cambio, es aceptar una derrota cuantitativa y cualitativa a la vez. De ahí que la prédica del abstencionismo, bajo las condiciones que vive Venezuela, es, se quiera o no, un acto políticamente criminal.

Tanto o más criminal —esta es la tercera razón— si se tiene en cuenta que el 8 de Diciembre la oposición tiene, si las cosas se hacen medianamente bien, todas las posibilidades de obtener la mayoría nacional de los votos. De la dimensión de esa mayoría dependerá si el inevitable diálogo con los sectores menos inflexibles del chavismo será entre iguales o de vencedor a vencido; si habrá referéndum revocatorio; si surgirá una asamblea constituyente, en fin, todos temas que por el momento sólo pertenecen al futuro. Y si en la vida hay algo incierto, eso es el futuro.

Pero más allá de toda incertidumbre, las elecciones para alcaldes ofrecen, por su propia naturaleza, una oportunidad histórica extraordinaria. Por una parte los candidatos deberán debatir no sobre ideologías, sino sobre los problemas cotidianos que afectan a cada zona alcaldicia. Por otra, las elecciones tendrán el carácter de un verdadero plebiscito nacional. Eso quiere decir: lo más pequeño y lo más grande de la nación será puesto en juego en cada región, comuna o pueblo. ¿Quién se quiere perder eso?
Venezuela no es, por ahora o mientras tanto, una nación democrática. Pero aún así, las elecciones prometen ser una gran fiesta democrática. El mundo estará pendiente, muy pendiente de ellas. Benditas sean

Ay Snowden (Laureano )


¡Ay Snowden!

Laureano Marquez

“No quiero vivir en una sociedad que hace este tipo de cosas… No quiero vivir en un mundo donde se registra todo lo que hago y digo. Es algo que no estoy dispuesto a apoyar o admitir”.Edward Snowdenhablando con The Guardian, en junio de 2013

Sin vaina que este país nuestro es raro con cuatro pares de bolas. Hace pocas semanas, un supuesto agente de la CIA fue expulsado del país. Se trata de un hombre de una trayectoria en el mundo de los documentales, de actividad, desde hace años, en el terreno televisivo de manera conocida y notoria. Y ahora resulta que le vamos a dar asilo a un ¡verdadero! agente de la CIA, público y confeso. Díganme, incluso los chavistas, con la mano en el corazón, si la vaina no es para hacer ¡plop! como Condorito. Pero lo más bravo de todo: parece que Snowden está pensando en serio pedir asilo en Venezuela. Yo te digo una vaina, si la CIA existe en verdad porque a este Gobierno ya nada se le cree  tienen que ser unos pobres bolsas, unos ingenuos de marca mayor. Porque si este hombre no sabe lo que le espera en Venezuela, es porque la CIA no vale medio. Uno porque ya está más acorazado que el Potemkin, pero yo quiero ver a esta súper estrella del espionaje tecnológico, calándose la que nos toca a nosotros cada día.

Un tipo que decide pedir asilo en un país en el que no se consigue papel tualé y en el que la muerte ha instalado su casa matriz. ¡Ay Snowden!, es que quiero verte en el supermercado, cuando el portugués te diga: No, mire señor Sneider, a verdade ese cereale non se consigue, ten tempo que no viene…Nao, sangushes preparados para llevar eso no se usa aquí… ese es allá donde voçe vive…

¡Ay Snowden!, cuando seas noticia de ayer, cuando en la recepción del hotel en el que te metieron te digan que ya el Gobierno no está pagando la cuenta, que mucho Snowden y eso, caballero, pero yo quiero cobrar mi vaina… “Yes Mr. Snowden, but at the Cancillería they doesn’t attend the phone calls any more…” ¡Ay Snowden, tú no tienes idea del lío en el que te estás metiendo… Cuando te saquen en el canal 8 una llamada, Snowden, cuando divulguen una conversación tuya y recuerdes que no soportabas a tu patria y te declaraste en rebeldía porque en EEUU graban las conversaciones de la gente.

Qué buena vaina para ti que los únicos asomaos que salimos a ofrecerte asilo fuimos nosotros, pollinos metiéndonos en pleitos de burros, como si fuéramos algo, bendito Dios de los altares, como diría Cabrujas, como si tuviéramos con qué, como si el solo anuncio no causara risa en el mundo entero, como si no tuviésemos demasiadas escuelas por construir, demasiados huecos en las calles que tapar, como para meternos en un lío planetario de las ligas mayores. Un gobierno que lleva 15 años acusando a sus enemigos de ser agentes de la CIA, ahora acoge a uno, porque le parece disidente.

Y si todo esto fuese una estrategia, la propia estrategia de la CIA: “Tú te haces el perseguido, Snowden, y nosotros hacemos que te buscamos, que seguro de Venezuela van a salir de asomaos a darte asilo y entonces una vez adentro del país, muy cerca del Gobierno, comienza tu trabajo de desestabilización desde adentro”. Eso sí se me parece más a la CIA de las películas que uno conoce.

Voy más allá: ¿y si este Gobierno fuera de la CIA?, porque de otra manera no se entiende.

¡Ay Snowden! Te digo una vaina, aquí puedes morirte de cualquier cosa menos de aburrimiento. Bienvenido al país de las maravillas…

 

La Declaracion del presidente Capriles


                                          LA DECLARACIÓN DE CAPRILES.

Esta declaración de Henrique Capriles demuestra su valía: es un hombre de Fé, lo que explica su reticencia a enviar, de manera irresponsable, que la gente salga a la calles. El día 17 de abril, a tres días de las elecciones amañadas y modificadas por el gobierno, había antes convenido, con toda la oposición, Capriles que la gente saliera a las calles para protestar. El día anterior, 16 de abril, tomó Capriles la decisión de pedirle a la gente de salir de esa manera. De no haberlo hecho, se habría reproducido algo peor a lo que ocurrió el 11 de Abril del 2002, cuando la gente --contra la voluntad del líder opositor Don Pedro Carmona, quien sobre un carro pedía a la multitud que no fuera al Palacio de Miraflores, pues seguramente conocía los propósitos del entonces Presidente Chávez--  continuó su marcha y se acercó al Palacio donde le esperaban francotiradores apostados en las azoteas aledañas, así como muchos esbirros sobre el puente vecino a Miraflores, que causaron 19 personas muertas y multitud de heridos. La realidad es que para ese 11A, el presidente había preparado un auto-golpe para descubrir al grupo militar que, en verdad, quería derrocarlo (a quienes lo duden, les recomiendo leer los libros "El Acertijo de Abril" de los periodistas Sandra de la Fuente y Alfredo Mesa, así como el de Nelson Chitty La Roche titulado ·Expediente 001). El resultado fue él triunfo y la consolidación del tirano en el poder y un gran descrédito para el Dr. Carmona, pues los militares que Chávez esperaba si aparecieron y, después, correspondiendo a lo planificado anteriormente, Chávez regresó a Miraflores triunfante, mientras aún Simonovis y demás miembros de la entonces Policia Metropolitana aún permanecen encarcelados, tildados de asesinos cuando no tuvieron responsabilidad alguna en esos hechos. Por eso, comprendo muy bien la expresión de Capriles: “No puedo pedirle a la gente que salga a la calle.”  Si estuviera en su caso, en su "pellejo", tampoco se lo pediría.

 

Si el pasado 17 de abril la multitud hubiese salido a protestar por el fraude electoral, mucho más sangriento que aquel del 11A hubiese sido el resultado de ese nuevo error y, a est a hora, Capriles y toda la MUD estaría en las mazmorras del gobierno. Escribí recientemente que la desesperación y la precipitación no conducen a ninguna parte que no sea la del fracaso. Como bien lo expresó Capriles en su declaración: "Esto es una lucha de TODOS". Como tal lucha, debe ser organizada. Es menester una planificación estratégica de la misma, muy bien concebida y ajustada a nuestra presente realidad nacional. Se requieren una planificación estratégica general para toda la Nación, así planificaciones estratégicas para cada Región, Ciudad, Municipio, Localidad y Barrios de todo el país.

 

Estamos bajo un gobierno de franca y decidida vocación totalitaria que no ha podido desarrollar con todos sus alcances, porque con todos los defectos y errores que se le achacan, la oposición ha sabido resistir y actuar en la medida de sus limitadas fuerzas y esfuerzos. Mucha gente se equivoca al evocar los hechos que determinaron la caída de la penúltima tiranía, que fue la de Pérez Jiménez. La diferencia estriba, precisamente, en que la dictadura perejimenista no era totalitaria y, teniendo fuerzas suficientes para resistir la subversión militar, el dictador decidió abandonar el país.

 

Es natural  --y no podría ser muy de otra manera--  que los venezolanos nos sintamos agotados, cansados después de estos más que largos 14 años. Pero es ese el reto que se nos presenta en la hora presente. No a la desesperación, a la desesperanza y, sobre todo, a la injusticia SI HAY FUTURO Y ESTÁ EN NUESTRA VOLUNTAD Y EN NUESTRAS MANOS! 

 

La oposición venezolana de Henrique Capriles también se ha visto afectada por un hecho inesperado. La venta del canal Globovisión, considerada como una trinchera del antichavismo, derivó en un giro brusco de su política editorial que dejó a los opositores al régimen sin altavoz. “En 2012 tomé la decisión de hacer todo lo que estuviera en nuestro poder para lograr que la oposición ganara las elecciones de octubre. Era la oportunidad, como venezolanos, para recuperar nuestro país.

 En Globovisión lo hicimos extraordinariamente bien y casi lo logramos, pero la oposición perdió”, afirmó el antiguo dueño del canal, Guillermo Zuloaga, en su misiva de despedida a los trabajadores.Los nuevos propietarios, sospechosos de vínculos con el Gobierno, decidieron cortar con el compromiso de transmitir en directo las informaciones emanadas por voceros de la oposición. “Hay mucha autocensura. Ernesto Villegas [ministro de Comunicación e Información]ha dado órdenes de que no se transmitan mis actos. Está encima de esto”, dijo Capriles en una conversación con este diario. Al mismo tiempo, el presidente Nicolás Maduro viajaba por el mundo en busca de apoyo internacional para su endeble mandato y copaba los espacios en la televisión, tal y como lo hizo su predecesor. Un trabajo de la ONG Monitoreo Ciudadano determinó que entre el 3 de junio y el 3 julio Maduro apareció en las pantallas de Venezolana de Televisión, el canal del Estado, durante 48 horas y cuatro minutos, a un promedio de dos horas diarias. Desde el 14 de abril y el 3 de julio el Gobierno ha obligado a los demás medios a retransmitir su señal 65 horas y 26 minutos, 32 minutos diarios.
En esas circuntancias, el excandidato presidencial decidió transmitir a través de su página web (
www.capriles.tv) un programa semanal de televisión para hacer frente a lo que considera un cerco a su liderazgo y superar lo que sin remilgos define como la autocensura de las cadenas privadas de Venezuela. Capriles visualiza a ese espacio, que ha llamadoVenezuela somos todos, como el momento para opinar sobre temas de política nacional y mantener a su base unida y movilizada.
El pasado martes este diario fue invitado a presenciar el programa. Lo primero que sorprende son los equipos con los que cuenta para poder hacer una transmisión. La terraza del piso 1 de su antigua sede de campaña es un set de televisión. Hay cuatro cámaras, una consola que
mezcla las imágenes tomadas por cada una de ellas y una antena parabólica. El programa es transmitido en directo y por satélite.
Capriles, que viste una camisa azul celeste y un pantalón verde de drill, llegó al set estrechando manos y saludando con
energía. Cuatro periodistas le esperaban sentados a una mesa. Eran los invitados del programa. Después de saludar a la audiencia, de criticar a Maduro por desear que Edward Snowden, el exanalista que reveló el espionaje electrónico de EE UU, aterrice en Venezuela; después incluso de ironizar sobre la costumbre de un miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela de cuidar del brillo de sus uñas antes que los indicadores de su gestión, Capriles criticó, a lo largo de la hora y media que duró el programa, a quienes cuestionan a través de las redes sociales la forma en la que ha conducido la crisis política.
“Hay mucha gente que se dice de oposición que se pasa el 70% de su tiempo atacándonos. El esfuerzo debe ser más propositivo”, dijo. “Los que quieren tomar la calle no son capaces de dejar de ir a la playa el fin de semana para organizarse. No tiene que venir un líder a decirle qué tienen que hacer. Organícense. ¿Qué hacen ellos para fortalecer la alternativa democrática? Nada. Yo sigo proponiendo, pero esto es una lucha de todos. Hay que salir del Twitter y recorrer el país”.
Al finalizar el programa Capriles defendió su estrategia a este diario: “Creo que tengo la responsabilidad, a sabiendas de que Venezuela es un país desinstitucionalizado, de no dejarme llevar por las emociones, sino a apelar a la razón. La emotividad es propia de un proceso electoral y no un acto racional. Hay personas que establecen una comparación con lo que se produjo en Brasil. O lo que pasó en Siria. Yo no puedo pedirle a la gente que salga a la calle, que sea asesinada y luego pasar la página. Esa no es mi visión”.
¿Está en sus horas más bajas?
“Yo trato de buscar el lado positivo de las cosas. Creo que hemos logrado desenmascarar al gobierno. Había que desenmascarar el desigual proceso electoral para darle más valor a la lucha. Creo en la construcción de una fuerza popular lo suficientemente amplia para imponer democráticamente los cambios. Puedo equivocarme. Yo me la estoy jugando”, responde

Archivo del blog

Seguidores